sábado, 18 de octubre de 2014

Había



Un color musical.
Un batir de palabras entre labios que decía otra cosa.
Una mirada arrinconada en el deseo.
Una multitud de abrazos a quemarropa.
Una intensidad que amenazaba el equilibrio del mundo entero.

Había.

Ya no.




No hay comentarios: